lunes, 23 de septiembre de 2019

Óscar Hassenteufel: ‘El papel de un juez siempre es ingrato’



El Tribunal de Justicia Deportiva ha cumplido 10 años de ejercicio desde que fue contratado el Estudio Hassenteufel por la entonces Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

Por primera vez, un tribunal incorporaba miembros independientes, ajenos al fútbol, no abogados o dirigentes de clubes; un sistema que se mantiene hasta hoy, conformado por cinco profesionales cuyo presidente es Óscar Hassenteufel Salazar.

El futuro puede cambiar, depende del próximo Congreso de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que deberá tomar una decisión de acuerdo con su nueva normativa.

— ¿Qué balance hace?

— En verdad ha sido una experiencia muy agradable, muy interesante, hemos tenido la ocasión de conocer mucha gente, de conocer el fútbol boliviano más en profundidad, de hacer algunos amigos y, sobre todo, de adquirir una nueva especialidad en el ámbito profesional, que es el tema del derecho deportivo en Bolivia, poco conocido, poco ejercido por los abogados, entonces hemos tenido la posibilidad de adquirir una nueva especialidad realmente.

— ¿El suyo es un papel, por decir, ingrato?

— Nuestro trabajo como Tribunal básicamente es el de definir sanciones, en esa labor hacemos el papel de jueces, normalmente antipático porque hay gente a la cual no le gusta lo que uno decide, gente que se siente eventualmente sancionada injustamente por una determinada decisión que adoptamos, pero en ese ámbito a nivel personal he llegado a una conclusión: he ratificado mi vocación de juez, porque en mi vida profesional he ejercido como juez, como fiscal y eso me pareció interesante. Sin duda hay gente que nos aprecia, que respeta el trabajo realizado, que ha sido siempre el de cumplir el mandato de la norma deportiva sin fijarnos en que tal equipo sea nuestro preferido o que no nos guste o nos caiga bien el dirigente equis o zeta. La gente del fútbol es consciente de que hemos hecho un trabajo sin perjudicar o favorecer a alguien, sino simplemente cumpliendo la norma. Claro que debe haber gente a la que no le gustan nuestras decisiones, pero es así porque el papel del juez siempre es ingrato. No me he ganado tanto como decir enemigos, pero debe haber gente que no nos aprecia.

— ¿En qué medida ha crecido la justicia deportiva en el fútbol?

— Creo que la idea del señor Mauricio Méndez (ex presidente de la Liga) de profesionalizar la administración de justicia deportiva fue muy buena, eso permitió que se tenga un Tribunal bastante independiente o suficientemente independiente e imparcial que adopte medidas con absoluta libertad. Antes, los Tribunales como estaban conformador por profesionales de determinados clubes respondían a ese tipo de intereses regionales o de clubes, pero ahora creo que hay que agradecerle al señor Méndez por haber adoptado esa determinación tan importante y nuestra conclusión es que debiera mantenerse esa forma; es decir, el Tribunal Deportivo deber ser con miembros que sean rentados y que no formen parte de ningún club y tampoco representen a ninguna región en especial.

— ¿Qué casos fueron los más complicados para resolver en este tiempo?

— Hubo algunas causas muy importantes que han sentado precedente, jurisprudencia, una de esas ha sido la de sancionar a un dirigente del club Real Potosí y a otro del club San José, pero en definitiva la sanción más grave por su defensa agresiva, en el buen sentido del concepto, contra nosotros, aunque por ahí vimos algún memorial con otros tintes, fue en la que el gran protagonista fue el actual técnico de la selección nacional (César Farías). Fue importante por el precedente en ese proceso, nuestro Tribunal le aplicó una sanción y el Tribunal Superior de la Federación Boliviana de Fútbol la revocó y esa anulación era absolutamente fuera de la norma porque de acuerdo con las reglas deportivas y también con la norma ordinaria, el Tribunal Superior puede confirmar el falló, revocar el falló o cuando encuentra efectos de fondo anularlo. Cuando un ente superior revoca una sanción lo que debe hacer es pronunciarse en fondo, es decir, ustedes han juzgado mal, ustedes no debieron aplicar esta sanción sino esta otra y la aplicamos nosotros; pero ahí falló el procedimiento, ellos revocaron nuestra sentencia y nos ordenaron que dictemos un nuevo fallo y nos fijaron el marco dentro el cual debíamos pronunciar el fallo cuando lo que correspondía era que ellos pronuncien un fallo en el fondo.

— ¿Hay retardación de justicia?

— No, no hubo ni un caso. Un reclamo del club The Strongest en algún momento porque no habíamos pronunciado una resolución dentro de los cinco días que prevé la norma, pero procedimentalmente esos cinco días corren desde el momento en que el Tribunal recibe los informes, no desde el día que termina un cotejo, por eso hubo un error en el reclamo. Por decir: el partido se juega el domingo y normalmente recibimos las planillas o documentos el día miércoles o jueves, y buscamos dar celeridad emitiendo los fallos entre viernes o sábado, por eso el Tribunal no incurre en el concepto de retardación de justicia.

— Con los cambios efectuados en Conmebol y FIFA, ¿la normativa cambia?

— No, por ahora las normas que se aplican o manejan a nivel del Tribunal son el Código Disciplinario y el Código de Procedimiento Disciplinario Deportivo, que no han sufrido ninguna variación; lo que ha sufrido variación es la estructura de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), por tanto hay un nuevo estatuto, entonces lo que resta hacia adelante, y entiendo que hay algunos borradores, es aprobar el Reglamento del Estatuto y en función de eso hacer una revisión del Código Disciplinario y del Código de Procedimiento Deportivo que por ahora están vigentes.

— ¿En algún momento el Tribunal tendrá que adaptarse a ese nuevo estatuto?

— Probablemente habrá que hacer algunas pequeñas modificaciones, pero los principios, los hechos que están tipificados como faltas o hechos deportivos son los mismos y se mantienen. La FIFA solo introduce variantes de vez en cuando en el tema de sanciones.

— ¿Qué falta para mejorar la Justicia Deportiva en el fútbol boliviano?

— Es importante que los clubes tengan su área jurídica, no sé si todos tienen su departamentos jurídico, y que los colegas que forman parte de estas áreas se pongan en contacto con el Tribunal de Justicia Deportiva a objeto de que se les pueda explicar los mecanismos y las formas en que realizamos el trabajo; por ejemplo, alguna vez hemos tenido un reclamo en el sentido de que cómo es posible que a este jugador que recibió una tarjeta roja directa lo sancionen solo con un partido, y esto se da porque a veces el periodista deportivo radial dice: ‘Tarjeta roja directa dos partidos’, y ahí hay un error porque la tarjeta roja directa no implica necesariamente dos cotejos de suspensión, depende de la tipificación del hecho que hace el árbitro. El juez dice en su informe ‘juego brusco grave’, ese juego brusco grave está sancionado con un partido, ahora si dice ‘conducta violenta’, está tipificada con dos partidos. Entonces, sería importante que se hagan seminarios para explicar los principios del trabajo del Tribunal.

— ¿Qué opinión tiene de los jugadores que acuden a los tribunales ordinarios?

— Solo hemos conocido un caso, el del jugador Édgar Olivares, porque lo de Cristian Machado es diferente, pues acudió a la Justicia Constitucional, pero creo que no fue lo mejor para él porque inmediatamente Wilstermann le inició un proceso por hacer eso y el jugador tuvo que llegar a un arreglo, de ahí es que el club nos mandó un desistimiento.

— ¿Continuarán ustedes al frente del Tribunal de Justicia Deportiva?

— Yo creo que ese es un tema difícil por lo siguiente: el nuevo estatuto aprobado por la FBF no prevé que un estudio jurídico pueda conformar el Tribunal de Justicia Deportiva, por eso creo que no vamos a poder continuar, no porque no quiera la federación sino porque el estatuto no prevé; al contrario, menciona la constitución de un ente punitivo previo a un examen de idoneidad y otros requisitos que hay que revisarlos más en el reglamento y no conocemos hasta ahora el reglamento, por eso vamos a ejercer funciones hasta que haya un Congreso de la Federación Boliviana de Fútbol y se aprueben estos nuevos instrumentos. Es una tema que merece un análisis bastante profundo y delicado porque el estatuto establece, además, algo preocupante: que este tribunal de primera instancia tiene que hacerse cargo de la resolución de todos los casos que se presentan a nivel del fútbol profesional, o sea juvenil, femenino, asociacionista en su primera A, primera B , entonces será un súper Tribunal. Hoy el trabajo es el de resolver las faltas de 14 clubes, a ello se sumarían las asociaciones y otras categorías, entonces tendría que ser un Tribunal conformado por 15 abogados para hacer el tratamiento de estos casos y se los debería dividir en salas para el fútbol profesional, para el fútbol asociacionista, para el fútbol femenino y juvenil, es una idea que tenemos, salvo que tomen otro tipo de previsiones en el reglamento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario