martes, 1 de septiembre de 2020

Farías cumple un año en la Verde con 23 días de trabajo en cancha

César Farías cumplió ayer su primer año de trabajo al frente de la Selección nacional absoluta, sin embargo, en estos 365 días el técnico venezolano realizó más una tarea de escritorio que en el campo de juego debido a los conflictos sociales de noviembre pasado y posteriormente la cuarentena por la Covid-19.

De acuerdo con cada una de las convocatorias que realizó Farías, hasta ayer sólo se contempla 23 días de entrenamientos efectivos con jugadores. El sábado 31 de agosto de 2019, el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) César Salinas (+) presentó en La Paz a Farías, que inmediatamente lanzó su primera convocatoria e inició su tarea el 2 de septiembre en Cochabamba. La misma se prolongó hasta el 9 ese mes, ya que al día siguiente la Verde enfrentó a su similar de Ecuador con derrota por 0-3, en la localidad de Cuenca.

Para este compromiso el equipo nacional se entrenó sólo ocho días. En la siguiente fecha FIFA la federación programó dos amistosos para Bolivia, con Venezuela y Haití, el DT convocó al grupo para comenzar a entrenar desde el 7 de octubre, con sólo tres sesiones perdió por 1-4 ante la Vinotinto, en Caracas. De retorno al país, se instaló en Santa Cruz y con cuatro días de prácticas le ganó el 15 de ese mes a los haitianos por 3-1.

Los problemas sociales que vivió el país impidieron que Bolivia juegue otro par de amistosos (Chile y Panamá) en noviembre del año pasado. Debido al apretado calendario en el torneo local, la Selección no volvió a juntarse más, ya que el coronavirus fue otro impedimento para que Farías y su cuerpo técnico puedan trabajar, más cuando fue suspendida la fecha de eliminatorias de marzo de este año.

Hace menos de dos semanas, el grupo se encapsuló en Santa Cruz para entrenar con 34 jugadores. Los primeros días la tarea se abocó a las pruebas serológicas y desde el lunes 24 recién se trabajó en un campo de juego. Hasta ayer se contemplan ocho días más de trabajo. En total, en las tres convocatorias de Farías sólo trabajó en 23 ocasiones en un campo de juego, menos de un mes de los 12 que ya está al frente del seleccionado boliviano.

Más efectiva fue la tarea que el DT tuvo en el seleccionado Sub-23 que intervino en enero de este año en el Preolímpico que se desarrolló en Colombia y donde el equipo estuvo a punto de acceder a la siguiente ronda. Al igual que otros seleccionadores de Sudamérica, a Farías no le quedó otra que apelar al trabajo virtual durante los últimos cinco meses para reunir a un grupo de 70 jugadores con los que ganó tiempo en diversos aspectos, mientras dura la inactividad debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Durante las distintas teleconferencias, Farias y compañía inculcaron a los futbolistas varios temas tácticos, charlas teóricas e incluso evaluaciones. En este año al frente de la Selección, Farías no tuvo ningún problema extradeportivo como en gestiones pasadas. Hace un año en su presentación admitió que en algunas ocasiones se le había “pasado la mano”, hizo un compromiso. Hasta ahora cumplió.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario