viernes, 14 de junio de 2019

Bolivia no pudo resistir y cayó ante Brasil por 3-0

Brasil impuso su calidad en el estreno de su Copa América 2019 y venció por 3-0 a Bolivia que resistió solo en el primer tiempo. Un penal a los 50’ marcado por Coutinho, un cabezazo a los 52’ del mismo atacante, más un potente remate de Everton (84’) a poco del final, le permitió a los dirigidos por Tite superar a una Verde que paró dos murallas por delante del arco de Carlos Lampe, pero que se derrumbó en un fatídico complemento.

Bolivia no tuvo argumentos para inquietar a su rival, se metió atrás para defenderse con Luis Haquin y Adrián Jusino, intentó una salida a través de Raúl Castro, pero terminó ahogado con Marcelo Martins solo en ofensiva sin chance de generar riesgo por los pocos balones que le llegó. Opaco inicio para los dirigidos por Eduardo Villegas que solo remataron dos veces, vía Martíns y luego a través de Leonardo Vaca que ingresó por Erwin Saavedra en el segundo tiempo.

En la primera etapa el plan funcionó, Villegas sabía que Brasil iba a salir a presionarlo y lo esperó con un equipo metido atrás, atento y sobre todo solidario. Más allá del cabezazo de Thiago Silva (11’) y del remate de Richarlison tras remate corto de Lampe, Bolivia se mantuvo firme con Adrián Jusino como principal hombre en la última línea. A él le secundó muy bien Luis Haquin, atento en los cierres y leyendo siempre la segunda jugada.


A Bolivia le costaba salir, Alejandro Chumacero y Erwin Saavedra estuvieron más ocupados en contener a los brasileños que ser vía de escape. El que sí tuvo mejor panorama fue Raúl Castro, lúcido y sobre todo confianza. Él, en realidad, fue el principal nexo con Marcelo Martins que la peleaba arriba solo ante los espigados Marquinhos y Thiago Silva. A Saucedo, que fue amonestado a los 20’ (tras inaugurarse el VAR) le faltó tener espacios ya que Casemiro lo tuvo de cerca.

El inicio del segundo tiempo fue fatídico, ya que todo lo bueno que se hizo en el primer tiempo se derrumbó en el momento menos esperado. Una mano de Jusino tras remate de Firmino, hizo que Pitana recurriera al VAR y tras revisar la jugada, decretó la pena máxima. La pidió Countinho y acabó convirtiendo con un remate a la derecha del meta Lampe. Pero no todo acabó ahí porque a los 52’ llegó el segundo con un cabezazo también del mismo Coutinho.

Ese gol acabó desarmando a Bolivia porque le costó reponerse. Villegas buscó una mejor salida por derecha ordenando el ingreso de Leo Vaca por Saavedra y luego el de Ramiro Vaca por un lúcido Castro. Pero el partido ya estaba definido, porque más allá que Leo inquietó con un remate cruzado que tapó el meta rival, Brasil puso el definitivo 3-0 con una diagonal que la defensa nacional hizo vista para terminar fusilando a Lampe con potente remate.

Nada qué hacer para Bolivia que ahora busca reponerse cuanto antes para enfrentarse a Perú el martes en el Maracaná de Río de Janeiro. Debe ganar para no despedirse con anticipación de una Copa a la que llegó con mucha ilusión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario